Interesante historia de un perdedor.

★★★☆☆ Buena

El Luchador

Una estrella de wrestling se enfrenta a su decadencia popular, personal, familiar y sobre todo física. Mickey Rourke con su presencia casi absoluta en las imágenes, encarna a éste anti héroe y además sirve como metáfora de lo que éste actor significó en los ochenta cuando era uno de los más populares del star system.

El físico de Rourke y la contención del guión, hacen que la película avance con interés, con sentimiento, sin escatimar crudeza en la vida de un personaje que no se relaciona con su hija, necesita trabajos alimenticios para sobrevivir o mantiene una difícil relación con una stripper que significa el reencuentro con una magnífica Marisa Tomei. No son las escenas de wrestling lo que importan sino verlo sólo de espaldas, en su caravana, en el vestuario o intentando ser amable detrás del mostrador de la carnicería.

Me engancho a este peculiar tipo que está dibujado con profundidad y que a la vez de producirme lástima me llena de empatía. Acabo con mi gran admiración por lo bien que me lo ha contado el director Darren Aronofsky, al que desconocía y desde ahora considero un artista a seguir. Las historias de perdedores siempre me han interesado.
publicado por Xalons el 16 febrero, 2010

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.