Lo que empieza de forma bastante prometedora termina siendo una historia de venganzas que no deja de caer en situaciones comunes que entroncan con un final ciertamente surrealista donde el sin sentido cobra el protagonismo absoluto.

★★☆☆☆ Mediocre

Un ciudadano ejemplar

No tenía mala pinta este Thriller con historia de venganza, el ojo por ojo es muy recurrente en el celuloide. Lo más interesante a priori es el personaje del fiscal que da para un texto que ponga de relieve ciertas cuestiones morales sobre la justica norteamericana que desde luego puede expandirse a la misma en cualquier país.

 

El guión es obra del realizador del filme de culto “Equilibrium” Kurt Wimmer que viendo el horror de ultravioleta acompañado por este texto que termina cayendo en situaciones inexplicables o directamente ridículas, empiezo a pensar que su talento se quedó en aquella cinta. La dirección corre a cargo de F. Gary Gray, típico currante del séptimo arte que se dedica a plasmar en imágenes el material encargado sin poner ninguna autoría de su parte. La verdad es que dependiendo de lo que tiene entre manos es capaz de ofrecer productos de entretenimiento como Be Cool o The Italian Job.

 

Dos actores que necesitan un éxito sin paliativos, pues tras saltar al estrellato uno con Oscar incluido por su papel en Ray. Me refiero a Jamie Foxx y Gerard Butler que se posicionaba en primera fila por su violento Leónidas en 300. Grandes momentos que no se repiten en una filmografía que sólo les depara fracasos críticos y taquilleros con la consiguiente pérdida del prestigio conseguido anteriormente. Creo que este estreno no les solventaran los problemas, es más, significa un nuevo descalabro en sus carreras.

 

Lo que empieza de forma bastante prometedora termina siendo una historia de venganzas que no deja de caer en situaciones comunes que entroncan con un final ciertamente surrealista donde el sin sentido cobra el protagonismo absoluto. Ni Foxx ni Butler son creíbles, no toda la culpa es de ellos ya que el guión no termina de definir sus personajes y los diálogos son pura inconsistencia. La dirección del artesanal Gray es confusa con planos que no llevan a ninguna solución visual, atropellada el manejo de la cámara en según qué casos. Se salva su conjunto técnico que sobrevuela en buena sintonía con esplendorosa banda sonora, vestuario, fotografía etc.…

 

A pesar de todo, si el espectador no la toma en serio y se deja llevar puede disponer un divertimiento que no resiste un segundo visionado.

Lo mejor: Su Conjunto Técnico, cierta crítica al sistema judicial.
Lo peor: El guión cae en situaciones extravagantes.
publicado por Andrés Pons el 21 abril, 2010

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.