«»¿Has usado balas de baja velocidad? Eres el mejor padre del mundo!»»

★★★★☆ Muy Buena

Kick ass

Cuando vi por primera vez el cartel de "Kick-Ass" pensé que sería una peli de superhéores para niños, una comedieta de acción familiar, con los típicos héroes adolescentes y preadolescentes, Nicholas Cage en el típico papel devaluado, etc. Que alejado de la realidad estaba…sí, ya lo habéis descubierto, no soy gran fan del cómic original, no lo conocía. Pero eso no me ha impedido de disfrutar de esta notable película.

Con un comienzo más parecido a "Supersalidos" que a "Watchmen", nuestro onanista protagonista (o pajillero, como prefiráis) es un don nadie que pasa desapercibido para sus iguales, salvo para sus coleguitas, tan frikis como él, que se pasan la vida disfrutando de los cómics, la pornografía y los Kleenex. Para quien tampoco pasa desapercibido es para los matones que no se cansan de abusar de él. Y claro, harto de tanta injusticia, quiere hacer algo para cambiar el mundo. ¿Y cuál es la mejor manera? Comprarse un pijama por eBay y salir a la calle a combatir el mal. Pero las cosas no son tan sencillas como parecen en los cómics. Uno de sus amigos vaticinó que un superhéroe de andar por casa no duraría ni un día sin haber muerto. Dave Lizewski (el álter ego de Kick-Ass) lo va a comprobar en sus propias carnes. Y es que, a pesar de mi primera impresión al ver el cartel, y a pesar del tono de humor (negro principalmente) que posee la película, nos encontramos con una cruda, violenta y explícita historia de gángsters, traiciones y venganzas. Y es aquí donde aparecen los dos personajes más parecidos a superhéroes, aunque más que superhéroes son justicieros de sus propios intereses. Ellos son Big Daddy y Hit Girl (Nicholas Cage y Chloe Grace Moretz), un padre que ha educado a su hija en el arte de la guerra, y una adorable (o no tanto) niña que cree que su padre es el mejor del mundo por regalarle navajas en su cumple, o por usar balas de baja velocidad en los entrenamientos. Una pareja tan peculiar como terrorífica, tan divertida como letal, cuya aspiración es acabar con el capo de la mafia Frank D’Amico (Mark Strong) y todo su equipo, los cuáles intentarán acabar con Kick-Ass, contando con la ayuda de su hijo, Chris D’Amico (Chistopher Mintz-Plasse). Sobra decir que los actores están muy bien, sobre todo la pequeña Chloe, que se erigirá protagonista en todo momento. 

Me ha recordado a "Watchmen" está película. Tiene otro tono, más gamberro, menos trascendental, pero la finalidad de sus personajes me ha resultado parecida. Superhéroes de carne y hueso, a quienes la vida ha tratado mal, con sus heridas sin cerrar, sus objetivos sin cumplir, a mitad de camino. Con la crueldad de su existencia por delante. La crueldad sufrida por un marido traicionado. La crueldad sufrida por una niña a la que han arrebatado su infancia. La crueldad sufrida por un chaval cuyas aspiraciones en la vida no superan la nada. La crueldad sufrida por un joven que lo tiene todo, pero en realidad no tiene nada, es ignorado, olvidado. La crueldad impuesta por un jefe mafioso sin escrúpulos, y al que no le importa más que su dinero. La crueldad que vemos a diario. Sin pijamas de colores, sin máscaras. La vida. Pero lo de filosofar lo dejaremos para otro momento, será lo mejor. Pero lo que nadie puede discutir es la dureza de esta película. A pesar de estar disfrazada (que adecuado) con un tono distendido, con mucho humor. A pesar de desviar la historia hacia la existencia de nuestro salido protagonista, siempre estará presente el cruel trasfondo de la vida, que se tornará apoteósico a medida que va trascurriendo el metraje, con unas escenas absolutamente brutales. Los respiros concedidos por Matthew Vaughn, director de esta obra, serán cada vez menores. Las escenas te irán dejando sin aliento, y algunas serán memorables (el almacén de madera, con la banda sonora de "28 días después"…la aparición de Hit Girl en su destino final, con la banda sonora de "La muerte tenía un precio"…el momento videojuego con visión nocturna, etc.).

En definitiva, que no quiero alargarme demasiado, una película totalmente disfrutable, muy cruda, muy explícita y, sobre todo, soberanamente entretenida. No te defraudará. Y prepárate para la secuela…

 

Lo mejor: La mezcla de crudeza y humor negro
Lo peor: Algún bajón de ritmo cuando la peli se centrá demasiado en Dave Lizewski
publicado por Augusto Hernandez Gonzalez el 14 junio, 2010

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.