Ganadora de varios premios César, su idea es un buen inicio para la comedia: varios amigos se reúnen acompañados de la persona más idiota que hayan encontrado, para reírse de su idiotez en un ejercicio de mala leche y maldad

★★★☆☆ Buena

La cena de los idiotas

Ahora que está cercano el estreno de su remake, el próximo 10 de septiembre, he vuelto a ver esta película francesa que adapta una obra teatral. También en España se representó en teatro, pero su mayor éxito vino con la película de Francis Veber.

Ganadora de varios premios César, su idea es un buen inicio para la comedia: varios amigos se reúnen acompañados de la persona más idiota que hayan encontrado, para reírse de su idiotez en un ejercicio de mala leche y maldad. Claro que en esta ocasión, la víctima escogida por su afición a construir edificios con palillos, demuestra ser además un gafe que puede estropear la vida de su descubridor.

Los actores son el punto que da la calidad a un texto y unas situaciones cómicas más que divertidas. Así Thierry Lhermitte y Jacques Villeret son el alma de la función en un film que visto ahora no me parece tan bueno como recordaba, tal vez por ya saberme los gags y por lo tanto, con la sorpresa disminuida para soltar las risas. Supongo que el remake norteamericano estropeará lo que aquí funciona. Reconozco que no tiene sentido, que es un remake innecesario, pero es fácil que acabe viéndolo por mi curiosidad cinematográfica.
publicado por Xalons el 2 septiembre, 2010

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.