Película en general entretenida y agradable de ver, aunque a veces es complicado seguir lo que está ocurriendo.

★★☆☆☆ Mediocre

Duplicity

Un ex-agente del MI6 (Clive Owen) y una ex-agente de la CIA (Julia Roberts) que trabajan para dos grandes corporaciones planean una estafa a las altas esferas. Es el interesante argumento de Duplicity (Tony Gilroy, 2009). El director de Michael Clayton (2007) nos presenta una trama de espionaje industrial en clave de comedia.

El estilo visual es muy adecuado a la historia, especialmente en dos aspectos: por un lado la fotografía fría pero luminosa va muy bien al entorno de grandes multinacionales en que se desarrolla la acción y al mismo tiempo acompaña al tono ligero de comedia en que se cuenta el relato. Por otra parte las transiciones entre secuencias con la pantalla dividida aporta la sensación de estar viendo un rompecabezas, que es la forma en que está estructurada la narración.

Película en general entretenida y agradable de ver, aunque a veces es complicado seguir lo que está ocurriendo. Al final todas las piezas encajan y se entiende la historia en conjunto, pero hay detalles durante el desarrollo que se pierden y haría falta un segundo visionado de la película para atar algunos cabos.

En cuanto a los actores, la pareja protagonista está correcta, como cabía esperar de ambos. A Clive Owen también lo hemos visto en otra de espías este año con The International y parece que le gusta el género. En los papeles de los jefes de ambos encontramos a dos secundarios de lujo: Tom Wilkinson y Paul Giamatti.

 

(Publicada en Galax Pictures Cine Blog en septiembre 2009)
Lo mejor: La idea y los actores.
Lo peor: La narración algo confusa.
publicado por Ramón Ramos el 6 diciembre, 2010

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.