Historia de la superación de una agonía, que para ser contada recurre en exceso a recursos facilones para rellenar más de noventa minutos de película.

★★★☆☆ Buena

127 horas (127 hours)

Intérpretes: James Franco, Kate Mara, Amber Tamblyn, Clemence Poesy, Treat Williams, Kate Burton, Lizzy Caplan.


Sinopsis

Bio-pic basado en un episodio de la vida de Aron Ralston (personaje interpretado por James Franco), por el que muy a su pesar se hizo famoso.
Aron es un ingeniero estadounidense amante de los deportes extremos. Este intrépido montañero, durante una de sus "salidas" al Blue John Canyon en Utah, queda atrapado en una grieta, tras caerle una gran piedra en un brazo, dejándolo con muy pocas opciones de salir. Allí permanecerá 127 horas hasta que decide acometer una solución drástica para liberarse…


Crítica

Precedida por varias nominaciones a los Golden Globe y a los Oscar 2010, llega a nuestras pantallas la nueva película de Danny Boyle (director de cintas como Trainspotting, La Playa, 28 Días Después, Slumdog Millionarie, …). Pensamos que puede ser una buena forma de pasar un viernes tarde y al cine que nos vamos una vez más.
Nos llamaba poderosamente la atención cómo realizar un largometraje de más de noventa minutos condensando 127 horas de sufrimiento, ansiedad y desesperación, sin caer en la monotonía y en el aburrimiento de relatar una historia que se circunscribe a un único espacio con un único actor (algo que ya hemos visto recientemente en Buried) y porqué no decirlo, con "falta de jugo", ya que se puede contar en quince minutos.
Pues bien, se construye un guión bastante sólido a partir de una historia bien conocida y logrando dilatarla lo suficiente como para rellenar esos noventa minutos de metraje. No obstante se recurre a recursos bastante pobres y la continua traslación a "flashbacks", "sueños", "alucinaciones" y "evocaciones" del protagonista, sólo se justifican como relleno y no aportan demasiado a la historia en sí. Desde nuestro punto de vista, mucho mejor resueltas en la parecida y mencionada Buried, donde se logra mantener al espectador en vilo, con menos elementos y menos posibilidades de color, al circunscribirse a un espacio cerrado y único.
Ciertas escenas le son prescindibles, si bien no nos referimos  a las más violentas, las cuales sinceramente creemos que están bastante bien ejecutadas y tratadas. No obstante, pueden herir la sensibilidad del espectador y a más de uno/a le provocará cierto rechazo y las ganas de cerrar los ojos o incluso abandonar la sala. Cuando a los quince minutos de film, Aron ya se encuentra atrapado en la grieta, uno piensa "madre mía, vamos a ver cómo se completa la película". No le restamos mérito a que se haya podido construir una película, digamos que desde tan poco, pero de ahí a tratarla como una gran película y a nominarla a los Óscar, nos parece que hay un abismo.
Lejos de otras obras de Danny Boyle como Trainspotting o Slumdog Millionaire, (en este segundo caso, desde aquí creemos que los elogios están algo inflados), si bien reconocemos que es una buena película.
El director inglés consigue construir una película aceptable-buena a partir de muy poco, apoyándose en cuatro pilares básicos: la interpretación de James Franco, una correcta banda sonora, la fotografía y sobre todo el color/luz.
El color y la fotografía casi le confieren todo lo bello a esta cinta. El amarillo solar, los tonos rojos del cañón y del atardecer, el marrón de la tierra y el azul del cielo, del horizonte y del agua,…, nuestro amado y radiante azul.
Una más que correcta banda sonora original de A.H. Rahman logra estremecernos por momentos y completar a las imágenes, ayudando a crear sensaciones: ansiedad, dolor, desesperación,…, pero también valor y alegría de estar vivo.
Y vamos con el protagonista absoluto; James Franco (papel que le ha valido una nominación a los Óscar, si bien lo veo muy difícil para él, al competir contra un genial Colin Firth por The King’s Speech). Esta cara bonita del cine americano, ha demostrado que es capaz de ser más que los abdominales para un anuncio de colonia o del compañero guapetón de Spiderman o del ligue pasajero de Julia Roberts en Come, Reza y Ama. Estamos ante su mejor interpretación, cosa que tampoco era muy difícil; pero sin quitarle el mérito que tiene y lo bastante bien que está. ¿Para la nominación al Oscar? Quizá excesivo.Según nuestro "sin criterio" merece aprobar, pero poco más. Pueden visionarla y juzgarla ustedes mismos. Su opinión nos hará aprender, sin duda.


Nota general: 5,5 sobre 10.

Lo mejor: La fotografía y el color. Buena la interpretación de James Franco y una correcta BSO.
Lo peor: Sin duda, los recursos facilones y los continuos
publicado por Lucas Liz el 22 febrero, 2011

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.