Un Alvin y las Ardillas con algo de gracia y ciertos detalles frikis

★★★☆☆ Buena

Hop (hop)

Hop no deja de ser en ningún momento un filme pasable de entretenimiento para mantener a los niños ocupados durante sus 95 minutos de duración, en estos tiempos de calor y vacaciones de Semana Santa próximas. Lo mejor del asunto es que su equipo lo sabe y por ello han hecho la película de animación perfecta para los críos, pero con algún gag para los adultos, con ciertos toques entrañables y algún chiste más adulto, aunque no demasiados. Y es que esto no es Pixar, pero tampoco lo pretenden, y se agradece. No sucede aquí como con Rango, donde la mezcla entre filme para adultos y simple entretenimiento para chavales, hace que la película se quede en un quiero y no puedo, que acaba resultando tedioso en algunos momentos. Pero Hop es mucho más corta, tanto en duración como en pretensiones, y sólo cabe sentarse en la butaca, inflarse a refresco y palomitas, y dejarse llevar por una animación clásica pero lograda, y por una tonta historia que se deja ver.

James Marsden, que tiene pendiente de estreno el remake de Perros de Paja, se quita las gafas de Cíclope y se enfunda en el traje de un patético Nini de más de 30 tacos, que no encuentra trabajo y que tampoco se lo propone, hasta que un buen día atropella al Conejo de Pascua, que ha escapado del Reino de su padre, ya que no quiere heredarlo ni convertirse en el siguiente en la estirpe. Entre ambos se establece la típica relación amor-odio, hasta que uno no puede vivir sin el otro. Mientras Marsden sigue buscando trabajo, un pollo pretende ser el próximo Conejo de Pascua, algo que no se puede permitir.

La historia no destaca demasiado, ya que sabes hacia dónde se dirige todo desde el principio, básicamente por una voz en off que, sin desearlo, te explica lo que pasará al final. Pero sí destacan los intérpretes, ya que a James Marsden, se unen la voz de Russell Brand -sí, el tipejo que se tira a Katie Perry-, que además tiene un simpático cameo, la voz de Hank Azaria, famoso por sus doblajes en Los Simpsons, Kaley Cuoco, de Big Bang Theory, o la participación estelar del gran David Hasselhoff, que supone un generoso guiño a los más mayores, que no quedarán defraudados con su personaje. Todos están correctos y ponen lo mejor de sí mismos en esta historia de niños, aunque ojo con el momento en que el conejo se hace pasar por peluche para sobar a la hermana del protagonista…

Lo mejor que se puede hacer con esta peli es verla en versión original, para olvidar el infumable doblaje de Los Morancos. Todavía hay quien piensa que meter a cómicos en doblaje puede quedar bien, y no siempre es así.

No es una gran obra que será recordara en los anales del cine de animación, pero es más digna que la mayoría de este tipo, así que si tienen que llevar a algún enano al cine estas próximas vacaciones, esta es la peli ideal.

publicado por Mario Parra Barba el 11 abril, 2011

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.