No es una historia, es un estado de ánimo.

★★★★☆ Muy Buena

Donde viven los monstruos

No tenía practicamente ninguna referencia sobre esta película antes de sentarme a verla. No sabía si me iba a enfrentar a un cine eminentemente infantil, si me iba a creer algo o qué historia me iban a contar. Solo sabía que parecía algo distinto a lo habitual y, una vez terminado el visionado, ya puedo hacerme una opinión propia. Efectivamente, para mí ha sido un soplo de aire fresco, una propuesta totalmente diferente a lo que me he encontrado últimamente. Parece ser que es una de esas películas que no permite medias tintas: o la amas, o la odias. Y yo si tuviera que incluirme en alguno de esos grupos lo tengo claro: me ha encantado. Aunque pueda disfrazarse de cine infantil se trata de una especie de fábula para adultos en la que se hace mención a esos monstruos de la infancia que muchas veces nos persiguen a lo largo de nuestra vida. Enfrentarse a la soledad, ser diferente, la incomprensión…son sentimientos que todos hemos sentido alguna vez especialmente al ser más pequeños, cuando no comprendíamos por qué el resto del mundo no podía ver lo que nosotros veíamos en él. Y esto es más o menos lo que le pasa a Max, el protagonista que decide huir de todo eso a un mundo donde poder empezar de cero siendo quien el cree que es para más tarde darse cuenta de que estaba equivocado. Sus monstruos le demuestran que hay sentimientos universales a los que tarde o temprano hay que enfrentarse para poder “renacer” sin miedo. Se trata de una película que ataca a los sentimientos, que te llega al corazón y que se mueve en un mundo lleno de imaginación y libertad. Sin embargo, hasta el final no descubres que no se trata de una historia sin sentido sino que persigue un fin a modo de moraleja. Por ello, puede resultar algo aburrida en algún momento o algo perdida en cuanto a argumento. Pero para mí, pesan más los aspectos positivos entre los que se encuentran una fotografía excelente (y unas maravillosas puestas de sol). No es una historia corriente, es un estado de ánimo. La recomiendo a todo aquel que quiera salirse de las fórmulas de siempre con algo un poco distinto y fresco, con algo agradable en conjunto aunque amargo en ciertas porciones. Una propuesta diferente que toca momentos en los que la mayoría de las personas van a poder verse identificadas.
publicado por Ana.de.Luis el 18 diciembre, 2009

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.