No lo llames amor, llámalo X (comedia con risas que van desapareciendo según avanza la trama)

★★★☆☆ Buena

No lo llames amor, llámalo x

No lo llames amor, llámalo X se queda a medio gas. El film empieza fuerte, con grandes aciertos cómicos (los juegos de palabras con títulos de películas conocidas) y una larga lista de interpretes, muy capaces en el terreno de hacer reír. El problema es que traspasado el ecuador de la cinta, los responsables de Que se mueran los feos, mucho más divertida y lograda, optan por añadir gotas dramáticas y sentimentales al conjunto, desluciendo, lo que hasta ese momento era una comedia muy lograda, que incluso se ríe de la Guerra Civil, de un modo respetuoso.

  Entiendo que quieran añadir esos elementos en su receta, para ofrecer una visión del mundo del porno, que normalmente tiene un tratamiento sórdido en pantalla, impregnado de ternura. Decisión respetable, pero no acertada, ya que ese sentimiento debe venir provocado en el espectador por los personajes, y no por las previsibles tramas románticas. 

Un problema habitual de la comedia española es su puesta en escena: televisiva. Normalmente uno tiene la sensación de estar frente a un capitulo de alguna serie de éxito, de mayor duración y con algunos millones de más (Borja Cobeaga, director de Pagafantas, es una excepción). No lo llames amor, llámalo X no escapa a esta costumbre. Solo las entrevistas a cámara ofrecen algo de novedad, frente a una puesta en escena plana y básica.

  El reparto hace olvidar lo comentado anteriormente, y logra que el espectador salga de la sala con buen sabor de boca. España tiene actores dotados para la comedia, algo que demuestra un cast con Mariano Peña, entrañable en su faceta de director fracasado, Javier Gutierrez, más soportable que en otras ocasiones, y una  Adriana Ozores, a la que la belleza propia de la madurez le sienta de maravilla.  

Los secundarios no se quedan atrás con un Julián López, al que ya resulta innecesario reivindicar, su talento cómico es indiscutible, sea cual sea el papel que debe interpretar, un Paco León divertido y carismático y una Kira Miró espectacular, pura belleza y sexualidad. Los rostros más jóvenes, divertidísima Ana Polvorosa, conviven con veteranos impagables, como Eduardo Gómez y Miguel Rellán, componiendo un cast al que muy pocas pegas pueden ponérsele.

  Es una lástima que el film no apueste completamente por la comedia disparatada, entreteniéndoos en detalles azucarados y previsibles, que le hacen un flaco favor. Resulta curioso el poco sexo que hay en el film, más allá de la presencia como extras de figuras del cine X. En conclusión, sobra sacarina y falta picante.
Lo mejor: El reparto
Lo peor: La segunda mitad del film
publicado por Alberto Zamora López el 9 mayo, 2011

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.