Insulto absoluto a la primera y excelente película de la saga. Absurda, sin gracia, repetitiva, totalmente falta de interés y sobre todo, larga. Muy larga.

★★☆☆☆ Mediocre

Piratas del caribe 2

Piratas del caribe. El cofre del hombre muerto.

Puntos: 5, y soy generosa
Vayamos por partes:

Lo bueno:
Su primera hora, entretenida y divertida a partes iguales. El trabajo técnico sigue siendo impresionante, y no hay duda de que los efectos especiales son espectaculares. También el diseño de producción es muy bueno, más cercano a una película de terror o de ciencia-ficción que a una cinta familiar. El personaje de la bruja esa de los pantanos y las escenas que se suceden en su casa son bastante buenas. La entrada en escena de Jack Sparrow, divertidísima. Y sobre todo, el final. Soberbio.Sublime.Impagable. Augura que la tercera parte será mejor que ésta, pero tampoco es demasiado difícil.

Lo malo:
Desgraciadamente, mucho más que lo bueno. Jamás habría podido imaginar que me aburriría durante esta película, pero así ha sido. Desde que Will es capturado por Davy Jones hasta que se reencuentra con Elizabeth no pasa NADA.
Hablando de Davy Jones, ¿soy yo la única a la que le ha parecido un villano ridículo? No es ni mucho menos tan interesante como Barbossa, y su manera de hablar me puso de los nervios, aunque tal vez esto sea solo un fallo del doblaje.
La historia no está mal pensada, ni mucho menos, pero se queda en un quiero y no puedo. No sé que se fumaron Ted Elliott y Terry Rossio, pero me parece increíble lo mal que han desasrrollado una historia que prometía tanto. Todo es muy confuso, y dan demasiadas vueltas a todo.
¿Dónde está la música nueva de Hans Zimmer? Pero si todo lo que se oye es lo que compuso Klaus Badelt para la primera…
Es LARGA, LARGA, LARGA. Demasiado larga. Y lo peor es que se nota.
Y ahora llega lo que menos me gusta. Los personajes no parecen los mismos que los de la primera parte. Ni una sola vez Jack hace gala de su verborrea ni de sus atolondradas ideas, clásicas de la primera parte. De hecho, se convierte en un cobarde ridículo. Will Turner pasa a ser aquí el protagonista absoluto de la película, y Elizabeth, que en la primera era bastante protagonista, pasa a ser aquí una mera comparsa que se dedica a hacer el gilipollas por la playa y con el vestidito de novia. No ayuda que tanto Depp como Bloom y Knightley se olvidaran los manuales de "Cómo ser un buen actor" en casa, sobre todo ella. Si de mí dependiera, se llevaría el Razzie.
Y por último, ésto ya no es una película de piratas. Es una historia de ciencia-ficción camuflada com una secuela de La maldición de la Perla Negra. No hay abordajes, ni apenas duelos a espada, ni nada de lo que convertía al primer film en un auténtico heredero del cine clásico de piratas. Aquí solo hay un monstruo marino que queda muy bien para los efectos, pero que se carga la película entera.
Sé que me he extendido mucho, pero quería reflejar las razones de mi frustración con el equipo de la película.
publicado por Alba Viñallonga Cruzado el 14 mayo, 2011

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.