Una sencilla película sobre el camino de Santiago que huye de grandes pretensiones pero cae en el más puro de los convencionalismos.

★★☆☆☆ Mediocre

The way

Intérpretes: Martin Sheen, Deborah Kara Unger, James Nesbitt, Yorick van Wageningen, Simon Andreu, Emilio Estévez, Ángela Molina.

 

Sinopsis Un oftalmólogo de California, Tom Avery (personaje interpretado por Martin Sheen), lleva una vida tranquila y acomodada. Mientras está jugando al golf, recibe una llamada de un comisario de policía francés para comunicarle que su hijo Daniel (personaje interpretado por Emilio Estévez), ha fallecido en los Pirineos mientras hacía el camino de Santiago. Tom viaja a Francia para reconocer el cadáver y decide terminar el camino tal y como lo tenía planificado su hijo, para dejar sus cenizas a lo largo del viaje.

Crítica Un película sobre el Camino de Santiago, sobre el viaje hacia el encuentro de uno mismo y las motivaciones que llevan a peregrinos de distintos países, etnias e incluso religiones a realizarlo.
Se sitúa muy cerca del tópico y de lo convencional, sin aportar nada excesivamente profundo o no supuesto a priori.
Para un servidor, descendiente de gallegos y de caminantes, al igual que  el propio Martin Sheen, la cinta tenía ese atractivo, además de estar impulsada por la misma Xunta de Galicia dentro del "programa" del último año Xacobeo.
La película es agradable y se deja ver, pero se queda en lo superficial, en el más profundo de los tópicos y sin mostrar al espectador algo novedoso o profundo, que ya no conociese. Le reconocemos lo que tiene de  descubrimiento del Camino para aquel público que lo desconozca, que no sepa en qué consiste, qué significa y qué es el Camino de Santiago, y el significado de la peregrinación, más allá de las creencias religiosas.
Ingenua pero sincera. Sencilla pero sin pretensiones.
Pobre en la realización y desaprovecha la amplia riqueza cultural, natural y paisajística de todo el Camino y de la propio Galicia, que hubiese enriquecido sin duda al film.
Uno de sus mayores logros es el buen hacer de Martin Sheen, de lo mejor que le hemos visto en los últimos años, que nos regala una interpretación sencilla, nada pretenciosa y muy sincera; el propio actor realizó el Camino años antes.
A destacar también el amplio abanico de secundarios, a veces son demasiadas las historias a contar y aburre, y la selección musical, con algún tema en el idioma de Rosalía, que le confiere belleza, intriga y el embrujo típico "das meigas e das fragas galegas"…
Nos parece un producto agradable, que no nos aportará mucho, pero que se deja ver y deja cierto regusto de calma y tranquilidad.

Nota general: 4,0 sobre 10.
Lo mejor: La sosegada interpretación de Martin Sheen.
Lo peor: No aporta nada nuevo y no profundiza en lo ya conocido. Cae en el tópico y desaprovecha la riqueza paisajística del entorno.
publicado por Lucas Liz el 6 junio, 2011

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.