El cine de acción necesita un lavado de cara, pero a veces cae en ciertos excesos narrativos que no le convienen y mezcla (sin solución de continuidad, sin necesidad de tal mezcla) géneros y maneras que no siempre casan agradablemente. Eso pasa aquí,

★★☆☆☆ Mediocre

Hanna

No recuerdo un mejor arranque de una película que éste y tampoco un aburrimiento mayor en el resto del metraje. En lo que Joe Wright falla es en la voluntad de mezclar lo que no debe ser mezclado, en darle a un thriller de espías un barnizado de cuento de hadas que, a la larga, lastra el conjunto al punto en que el espectador se desconecta, pierde el interés y pide que la opereta concluya y las luces del cine se enciendan. Antes de esa clausura feliz hay un espectáculo a ratos abrumador y en otros bochornoso de lo que no debe ser el cine de acción. Quizá lo que sucede es que no todos los directores saben hacer zapping entre géneros. Wright se presentó con la estupenda Orgullo y prejuicio y hasta la propia Jane Austen hubiese aplaudido la concisión, el espíritu sobrio de una obra eminentemente verbal, plásticamente empalagosa (lo eduardiano es, en esencia, aturdimiento visual, borrachera victoriana) y el magistral uso de los planes secuencia, borrando de la memoria cinéfila los encuadres cortos (aburridos) de James Ivory. De Austen pasó a McEwan, figura totémica de la nueva narrativa inglesa, y tradujo a imágenes la poderesa imaginería de Expiación, una novela monumental en muchos sentidos, que abarca muchos registros dramáticos y que precisa una mano consciente del complejo material que maneja a la hora de registrarla en fotogramas. Todo eso hizo Wright antes de caer en este extraño artilugio multidisciplinar, que no se abraza jamás a ningún discurso fiable y picotea aquí y allí, merodeando la comedia (esa familia hippie), el retrato costumbrista (ese cuadro flamenco) el videoclip orientalista (ese guiño a Oldboy en la pelea en el metro) o la pincelada psicoanalítica (las diferentes incursiones en el mundo de los cuentos de hadas, la querencia a Burton o a Gillian).
Hannah es una cobaya, una de esas víctimas del sistema de las que el cine de acción se encariña y a las que confía franquicias nuevas. Posee momentos impecables y otros imperdonables. Gasta maneras de blockbuster veraniego y no hace ascos por engolosinar a cierta platea exigente, caída en el vicio de acudir a un tipo de cine eminentemente evasivo, de discurso comercial y aliento palomitero, pero que se premia en certámenes y suscita (en ocasiones) el aplauso de la crítica del ramo. Pero Hanna no acaba de cuajar en ninguna de esas promesas que pronuncia nada más abrirse el telón. Ni es cine de acción, convencido de serlo, ocupado únicamente en bordar los tópicos y en no malearse con los usos del cine serio, autoral, más de arte y de ensayo ( que es a lo que tiende el imperio de la Marvel en muchas de sus últimas entregas) ni tampoco se inclina a filmar una historia fascinante de inocencia y de descubrimiento, que podría prescindir de todo el aparato logístico de las armas y de las tundas de palos y recrearse sólo en el dibujo de unos personajes bien dibujados (a decir verdad tres personajes: no hay más, muy bien interpretados además) y atender en exclusiva a la sección melodramática, en la plasmación en imágenes de la entrada en el mundo de un ser absolutamente delicioso, virginal y telúrico, un verdadero hallazgo narrativo que se enfanga a medida que la osadía de la trama se ve atropellada por la falta de imaginación de quien la gobierna.
Lo mejor: El primer cuarto de hora, magistral, de película.
Lo peor: La poca credibilidad del asunto, el descreimiento de lo que se está contando, la casi total falta de ambición literaria de un film que podía haber sido grande, pero que se despeña por no saber inclinarlo a una única y fiable textura, y no cuatro, mal hilvanadas.
publicado por Emilio Calvo de Mora el 12 junio, 2011

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.