Lo más fantástico del asunto es la realidad en que se basa y lo más cercano a lo cotidiano es pura ficción.

★★★★☆ Muy Buena

Un cuento chino

Un cuento chino (Sebastián Borenzstein, 2011) es una nueva coproducción hispano argentina con Ricardo Darín de protagonista y Gerardo Herrero entre los varios productores del film. Ambos habían colaborado en 2009 en el estupendo thriller El secreto de sus ojos y ahora cambian de tercio para traernos una divertida comedia a medio camino entre el retrato costumbrista y el realismo mágico, en una muy curiosa historia inspirada en hechos reales. Y digo curiosa porque lo más fantástico del asunto es la realidad en que se basa y lo más cercano a lo cotidiano es pura  ficción.

La trama se desencadena cuando en una aldea china una joven pareja disfruta de un relajante paseo en barca y de pronto una vaca cae del cielo aplastando a la chica. El novio se va entonces a Buenos Aires en busca de un tío suyo que había emigrado en el pasado y allí topa con Roberto, un huraño ferretero de espíritu bondadoso acostumbrado a vivir en soledad, que se sorprende a sí mismo haciendo de buen samaritano. La relación del argentino, que sólo habla español, con el chino que sólo habla mandarín, es un buen ejemplo de comunicación entre personas por encima de barreras culturales y lingüísticas. Cuando las cosas se quieren hacer bien se supera cualquier obstáculo.

El tono de la película es fresco y ligero, de una aparente simplicidad que trasluce un contenido más humano y emotivo de lo que parece en la superficie. El ritmo narrativo es adecuado, sin altibajos, constante manteniendo el interés en todo momento. Ricardo Darín hace alarde de su gran carisma que sostiene el film durante todo el metraje. El conjunto está  aderezado con divertidísimos gags de un humor sutil y elegante que hacen más distendido el relato.

En definitiva se trata de una muy recomendable película, muy humana , divertida, con buenos actores y una historia arriesgada que Sebastián Borenzstein resuelve con oficio en su doble faceta de guionista y director.

Lo mejor: Ricardo Darín y la originalidad de la propuesta.
Lo peor: Casi nada. Quizá demasiada contención, pero nada relevante.
publicado por Ramón Ramos el 10 julio, 2011

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.