Penosa, aburrida, pretenciosa…etc. Todo en conjunto para crear una de las peores peliculas del cine español de los ultimos años.

★☆☆☆☆ Pésima

No-do

Es la tercera cinta del director de origen canario Elio Quiroga quien en sus dos anteriores trabajos (su próximo proyecto sera para una productora americana) para el cine ya tocaba el genero fantástico de manera dispar en la mas que curiosa Fotos y la irregular La hora final, siendo la primera la que mejor acabado y calidad tiene. Fotos es un film que además de ser premiado en el festival de Sitges es una cinta que gusto bastante al director americano Quentin Tarantino.Mientras que La hora fría es una irregular propuesta que aunque interesante dentro del panorama del cine español no va mas allá del típico producto con giro final, logrado hay que comentarlo. La trama de No-Do no tiene muchas novedades con respecto a otras producciones sobre casas encantadas y demás espíritus vengativos, aunque si que es cierto que parte del argumento recoge supuestos hechos reales sobre los desconocidos No-do Secretos que al parecer si que existieron en realidad, es donde la película consigue alcanzar algo de interés, pese a que el resto es muy mediocre. Por no decir que es un bodrio de pan y moja. Algunos de los títulos con argumentos similares que Quiroga bebe de otras películas son Los Otros o El Orfanato, y no sólo en el protagonismo de una familia con problemas que deberán enfrentarse a un elemento sobrenatural, sino en su puesta en escena, ambientación y demás clichés estereotipados ya demasiados vistos del genero en si. La película consigue aciertos pequeños como es utilizar diversas transiciones con los fotogramas del antiguo No-Do, usando también varios fragmentos de película rayada para dar la sensación de antigua, una inquietante fotografía que resulta efectiva sin mas pero que también da la sensacion de estar viendo un corto mas que un film en pantalla grande. Unos efectos visuales visuales que aunque no sean para ganar ningún premio dan al producto en cuestión un aspecto visual mas decente de lo esperado.El problema mayor del film además de tener un desarrollo soso, sin garra alguna, es que en todo momento la historia que se nos quiere contar se hace tremendamente previsible, desde muy pronto esta enseña sus cartas y eso hace que el espectador ya este avisado ante lo que llegara después. La película se centra sobretodo en el protagonismo de una madre, interpretada de manera vacía y sin fuerza por Ana Torrent, que junto a su marido (penoso Francisco Boira) se trasladan a vivir a una vieja casa que es propiedad de la Iglesia donde descubre que tiene el don para percibir los elementos sobrenaturales que ocurrirán en la nueva vivienda familiar. No-Do depende de la simplicidad de un guión, cual no va más allá de mostrar los actuales argumentos y tópicos del cine de género quedandose en un mero subproducto zafio.


SINOPSIS.
Una joven pareja acompañado de su pequeño bebe alquilan una antigua y aislada casa propiedad de la Iglesia.La mujer comenzara a sentir unas sensaciones extrañas con la casa, y pese a la desconfianza del marido, esta, se sentirá atraída por el misterio que en ella esconde.


No-Do podría haber sido una cinta más de fantasmas y casas encantadas sino fuera porque su director Elio Quiroga desbarata todo el tinglado desde el comienzo, mostrando ya lo que debería haberse guardado para mucho mas adelante. Además de desarrollar desde una perspectiva cutre una trama que no lo era tanto y dando el protagonismo a un pésimo reparto que muy bien no saben por donde van a ir los tiros y se pierden en repetidas sobreactuaciones, en especial Boira, todo un ejemplo de mal actor. Pero en resumen No-Do es una pésima película que aburre y no da ni hará padecer terror a ningún espectador ya inmerso en el mundo fantástico y de terror.
Lo mejor: Pues,pues,pues,pues...
Lo peor: ...todo,todo,todo,todo.
publicado por Vacelyk el 29 julio, 2011

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.