Su narración hipnótica y poética del transcurso del tiempo nos seduce desde el primer fotograma.

★★★★☆ Muy Buena

El tiempo en sus manos

Desde pequeño he sentido la curiosidad de conocer el destino de la humanidad, de viajar en el tiempo. Por ello cuando descubrí la novela de H.G. Wells, me conmoví al imaginarme como debía ser "La máquina del tiempo". Un artefacto que nos permitiese viajar al futuro nos plantearía miles de preguntas científicas, históricas, filosóficas. O viajar al pasado e intentar corregir nuestros errores, pero no pretendas cambiarlo porque no resultaría.

El tiempo en sus manos de George Pal, es la adaptación cinematográfica más fiel del relato futurista de Wells, aunque a diferencia de la novela; la función científica, filosófica e histórica, así como la crítica a la sociedad capitalista de su tiempo, que tiene como principal objetivo, no fueron plasmadas en la gran pantalla. Pero si fueron plasmados sus fantásticos personajes, sobre todo el de Weena que encarnó la actriz Yvette Mimieux; "Ella era exactamente parecida a una niña. Quería estar siempre conmigo. Intentaba seguirme por todas partes…; aquella humana muñequita…; y acechaba la aparición de su delicada figurita, blanca y oro…".

En cuanto a la película, su narración hipnótica y poética del transcurso del tiempo nos seduce desde el primer fotograma. Sus diálogos rebosan sabiduría y conocimiento, su guión cuenta con notables cambios que aportan más emoción a la historia y sus impresionantes (en aquella época, ahora quizás los vemos más bien artesanales) efectos especiales captan nuestra atención con su poderosa atracción visual.

"La máquina del tiempo" es un relato utópico, ficticio y científico que se basa en la curiosidad del hombre, que ha tenido desde siempre, por viajar a través del tiempo. Un clásico de ciencia ficción, que para quienes les guste dicho género, tanto la novela como la película deben ser indispensables en su colección. Como es mi caso ¿y el tuyo?.Según H.G. Wells, El Viajero a través del Tiempo viajó al año 802701; donde la raza humana se había dividido en dos: Los Eloi, que eran como una especie de rebaño de ovejas, eran tratados como esclavos y que servían de alimento a; Los Morlocks, que eran como una jauría de lobos, depredadores que por la noche salían a cazar.
publicado por Ángel López Gallego el 24 agosto, 2011

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.