Contagio

Desde el cartel promocional, la imagen cadavérica de Gwyneth Paltrow, cual Laura Palmer en “Twin Peaks”, te anuncia lo que te vas a encontrar.

De una manera bastante aséptica, sin recurrir a golpes de efecto fáciles, esta película habla de VELOCIDAD y TIEMPO:

· La velocidad de propagación de cualquier enfermedad infecto-contagiosa.

· El tiempo que tardan las autoridades sanitarias en advertir que puede tratarse de una posible pandemia y la velocidad de respuesta ante la misma.

· La rapidez con la que los desaprensivos avispados de turno se dan cuenta de las posibilidades de negocio que brinda cualquier tragedia, sobre todo si es a escala mundial.

· La premura con la que las grandes compañías farmacéuticas ponen a la venta nuevos medicamentos, como posibles curas, sin importar los precios desorbitados que
puedan llegar a alcanzar ni los posibles efectos secundarios que puedan producir.

· La presteza con la que los distintos gobiernos deciden quienes serán inmunizados y quienes no.

· Y por último, pero no menos importante, la demostración empírica de que no hay nada que se propague tan deprisa como el MIEDO.

Solo diré que cuando yo salí del cine no abrí la puerta con la mano sino que la empujé con el codo. ¡Ah! y también me reafirmó en mi intención de vacunarme contra la gripe pese a no estar incluída en lo que se considera personal de riesgo (aunque eso ya lo venía haciendo desde hace 3 años).

La verdad es que se te quitan las ganas de tocar nada y mucho menos a nadie, por eso no sé si es una película para recomendar, sobre todo a gente aprensiva e hipocondríaca.
Lo mejor: Es bastante realista, lo cual no tengo muy claro que sea del todo bueno.
Lo peor: Si te dejas llevar, asusta.
publicado por Teresa Suarez el 19 octubre, 2011

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.