Una magnífica y esclarecedora lección de historia.

★★★☆☆ Buena

La conspiración

Sabemos que Robert Redford es un actor con registros muy dispares, lo mismo te hace de Sundance Kid en ‘Dos hombres y un destino‘, de candidato idealista en ‘El candidato’, de timador de poca monta en ‘El golpe’ como de periodista del The Washington Post en ‘Todos los hombres del presidente’. Esto le convierte en una de las cosas más importantes que le ha pasado al cine norteamericano en el siglo XX. Pero también demostró su gran capacidad como director cuando debutó en 1980 con ‘Gente corriente’, un drama familiar que se llevó 4 Oscar incluidos el de mejor película y el de mejor director.

‘La conspiración’ gira entorno al magnicidio del presidente de los Estados Unidos Abraham Lincoln en 1865, figura política que parece estar de moda, y que Steven Spielberg está preparando una superproducción sobre dicho presidente antiesclavista. Ocho personas fueron acusadas, entre ellas está Mary Surratt madre de John H. Surratt, Jr. también condenado, en cuya casa se había planeado el asesinato, no solo del presidente sino que también del vicepresidente y del secretario de Estado. El abogado Frederick Aike, interpretado por un infalible James MacAvoy, se verá obligado a defender a Surratt ante un tribunal militar.

Una película bien hecha y mejor realizada, que a quienes no les interese nada la política (y menos la de Estados Unidos) les dejará indiferentes e incluso les aburrirá. Pero me atrevería a decir que se trata de una magnífica y esclarecedora lección de historia, que aunque se encuentre lastrada por una fotografía excesivamente arcaica y una música descarada, el filme se limita a ser políticamente correcto en lo judicial, basándose en los hechos.

Lo mejor: Una extraordinaria ambientación de la época.
Lo peor: Un desconocido Kevin Kline.
publicado por Ángel López Gallego el 9 diciembre, 2011

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.