Detrás de las paredes

Jim Sheridan, director de películas como ‘En el nombre del padre’, The Boxer’ o ‘En América’, dirige éste fallido thriller cuyo principal propósito falla estrepitosamente. El descabellado guión de David Loucka esta cargado de clichés, mil veces vistos, y giros tan absurdos como predecibles. La película arranca como una de terror del montón, con casa encantada a causa del asesinato de sus antiguos inquilinos. Pero aproximadamente en la mitad de su metraje viene el primer y desastroso traspiés, por culpa de un resbalón de guión que nos hace prever lo peor. A partir de ahí todo es puro pretencionismo, donde el terror inexistente se apodera de la propia historia, una historia que se precipita en desvelar sus intenciones a la primera de cambio. A base de golpes de efecto, el filme se sujeta gracias a tres grandes pilares que soportan todo el peso de la película, aunque esta se esté cayendo a cachos.

Y esto es lo que produce verdadero susto, que un reparto compuesto por tres estrellas como son Daniel Craig, Rachel Weisz y Naomi Watts hayan aceptado trabajar en este fracaso de proyecto. Sobre todo Naomi Watts, cuyo personaje es tan desechable como el rotulador deshidratado con el que fue trazado. Pero la versatilidad de Daniel Craig, el cual pone todo su empeño, hace el resto. El resultado es un una cinta de misterio (pero sin suspense), de terror (pero que no produce miedo) con unos tintes psicológicos tan exiguos que no causan efecto.

Lo mejor: Que su intención no es banal.
Lo peor: Rachel Weisz está desaprovechada.
publicado por Ángel López Gallego el 20 diciembre, 2011

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.