Valor de ley (2010) (true grit)

Brillante western bastante mejor que la original. Aunque los hermanos Coen se empeñen en que no se trata de un remake, esta moderna adaptación de la novela de Charles Portis conserva la aguda mordacidad y el rebuscado humor negro de la original. Como ya sabéis, en 1969, Henry Hathaway dirigió la primera película basada en la novela ‘True Grit’, en donde un insuperable (lo siento Jeff Bridges) John Wayne consiguió el único Oscar de toda su carrera. Se piensa que el premio fue otorgado en reconocimiento a sus 40 años de carrera, pero la verdad es que realizó mejores actuaciones en ‘Río Rojo’ o en ‘Centauros del desierto’. Wayne estuvo nominado en dos ocasiones más (El Álamo y Arenas sangrientas).

Los Coen han conseguido lo imposible, mejorar la original. Todo gracias a una narración que bebe de los clásicos, una espléndida fotografía de Roger Deakins basada en claroscuros dotados de un tenebrismo barroco, una estupenda y armoniosa música de Carter Burwell y por supuesto, y lo más importante de todo, una magnífica interpretación de un maravilloso Jeff Bridges junto con un sorprendente y convincente debut de Hailee Steinfeld. Pero esta nueva adaptación no ofrece nada nuevo a primera vista, todo parece calcado a su antecesora, salvo un final esplendoroso.

El personaje de Rooster Cogburn (a parte de tener el parche en el ojo contrario al de Wayne) es hosco, testarudo, intratable y duro de pelar, le gusta beber whisky, tiene mal despertar y prefiere trabajar solo. Jeff Bridges encarna a la perfección este personaje, que cuando está desaliñado puede parecernos a “El Nota”. Sin duda lo mejor del film es la primera intervención de Cogburn en la letrina, escena donde únicamente escuchamos su voz que nos evoca a ese hombre rudo y tosco. Y que decir de la demostración de Hailee Steinfeld como Mattie Ross, un niña de catorce años de inteligencia superior, de verborrea elocuente y de corazón justo y frío.

‘Valor de ley’ de los Coen es un admirable western de aventuras con sabor a clásico, donde no faltan los tiros ni los momentos de tensión y emoción. Una película que tiene el sello Coen sobre todo en unos diálogos geniales. No se la pierda.

Lo mejor: El primer encuentro entre Mattie Ross y Rooster Cogburn.
Lo peor: Que se la pierda.
publicado por Ángel López Gallego el 24 enero, 2012

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.