Los descendientes

Estamos en Hawai; faldas hawaianas, camisas hawaianas y música hawaiana, todo es hawaiano, también lo es ese collar de flores que todos conocemos, tan característico de las islas y que es conocido con el nombre de lei. Es un símbolo de afecto, de bienvenida, de despedida, de amor, de amistad, de aprecio, de felicitación y de reconocimiento. Pues bien, la magnífica película de Alexander Payne tiene todo eso, y también tiene a George Clooney en el papel de su vida. Su personaje es tan sincero, humano e irreverente y me cae tan bien que apenas percibo la profundidad y el amargor interior de este. Ese amargor y la rabia se mezclan en un perfecto drama que emociona y sensibiliza con toda naturalidad. La película es perfecta, y es perfecta por la espontaneidad de sus situaciones, por ser clara, directa y decir las cosas a la cara, sin ningún tipo de reparo.

‘Los descendientes’ es una tragicomedia en la que hay cavidad para todos; tanto para las dos irrespetuosas hijas menores de edad (interpretadas por unas espléndidas Shailene Woodley y Amara Miller), como para el novio de la hija mayor, un completo idiota que mete la pata siempre; e incluso hay un pequeño huequecito para ese suegro desagradable y seco, que muy en el fondo resulta, como toda la película, entrañable. Entre la comedia absurda y el drama impulsivo, el film alterna los momentos divertidos con los momentos en los que el drama punza al espectador con una intensidad descomunal. Y es que la historia basada en la novela de Kaui Hart Hemmings no es para menos.

Así pues, podemos decir que ‘Los descendientes’ se trata de una de las películas del año, que al igual que ‘Entre copas’ tiene ese sabor agridulce que deja el buen vino. Alexander Payne alcanza su máxima madurez en una película tan fresca como la maravillosa y sobresaliente interpretación de George Clooney.

publicado por Ángel López Gallego el 1 febrero, 2012

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.