Spielberg agarra con fuerza las riendas de War Horse y se eleva hacia el cielo de la emotividad. Excelente película.

★★★★★ Excelente

War horse (caballo de batalla)

No se por donde empezar, no se por donde abordar esta película y esto pocas veces me pasa, y me alegro de que me suceda.

Lo cierto es que estoy hechizado por War Horse, me siento en una nube y hacía bastante tiempo que una obra cinematográfica no provocaba en mí este cúmulo de sensaciones. Solo puedo decir dos palabras: Gracias Spielberg.

Hacía mucho tiempo que no arrancaba a llorar en una sala de cine. Hoy Steven Spielbergha conseguido arrancarme más de una lagrimilla a mi y a otros cuantos que compartían sala conmigo, y esto ya quiere decir mucho.

Un caballo, un buen chico, una guerra, distintos personajes, situaciones y aventuras…¿Qué queréis que os diga? Simplemente espectacular. Una película muy cuidada desde distintos aspectos. La factura visual es sencillamente magnífica, el elenco notable (aunque sin destacar), la música es un caso aparte (alabado seas, John Williams), y la historia es simple, sencilla y para toda la familia, y aquí creo que radica todo. Pero vamos a ir poco a poco, que esta crítica la quiero saborear lentamente.

Spielberg…¡ay Spielberg! Grande donde los haya. Uno de los directores más laureados ycon razón. Su mano en War Horse es decisiva, sabe hilar la historia introduciendo dosis de épica, emoción y sentimentalismo de forma magistral. Consigue mantenernos atados a la butaca durante 140 minutos expectantes, aun cuando la historia es un poco predecible, nos mantiene con esas ganas de presenciar el desarrollo y desenlace de la trama. Y eso que no soy nada partidario de alargar los largometrajes porque sí, pero es que en War Horse, lo que parece sobrar finalmente es clave.

A aquellos que critican el tinte melodramático facilón de esta película, he de decirles que me sitúo en contra de dicha crítica. Sí, la historia es simple, llana y deja vú, pero la ejecución es perfecta y provoca que el film funcione a las mil maravillas. Como ya he dicho, el respetable se emociona ante War Horse, y conseguir esto no es moco de pavo. Conlleva crear un vínculo empático y emocional entre espectador y proyección cuya consecución está solo al alcance de genios como Spielberg.

Como ya he comentado, la factura visual es celestial. La dirección de secuencias bélicas recuerdan a Salvar al Soldado Ryan (salvando las distancias). Todo esto aderezado con el impresionante trabajo de fotografía de Janusz Kaminski que bien le vale la merecida nominación al Oscar. Además, el trabajo de ambientación es exageradamente bueno. Consigue sumergir al público en las entrañas de una historia conmovedora de amistad y guerra mundial de forma majestuosa.El trabajo de guión es notable. ¡Ojo! Guión no es stricto sensu sinónimo de historia o trama, no me busquéis las cosquillas. La articulación de los hechos y la inclusión en momentos clave de elementos propios del recurso de siembra y cosecha propulsan al film hasta límites emotivos insospechados. La historia es, como ya habéis leído, simple, sencilla y para toda la familia. Sin embargo la orquestación del viaje de Joey, el caballo en cuestión, a través de las vidas de los distintos personajes que aparecen es acertadísima. El corcel trota sobre las almas de las personas con las que se cruza, influyendo en ellas mientras ellas hacen lo propio con él.

Y hablando de orquestaciones, qué decir de John Williams. Posiblemente el 50% de las lágrimas que arranca el film se deban a la magna partitura que se marca Williams. Con pasajes que bien recuerdan a E.T. o Star Wars y que consigue potenciar la carga dramática y emocional del film.

Sin duda un film redondo, que cumple con su misión utilizando los recursos que le vienen en gana a Spielberg, que los articula cual alquimista descubriendo uno de los estratos de la piedra filosofal cinematográfica.

Recomendable no, lo siguiente. War Horse goza de sus 6 nominaciones a los Oscars por méritos propios y gustará a todos aquellos que mantengan en su interior la llama de la emoción, de la ilusión, de la vida. El que sea de llanto fácil, que se lleve un par de paquetes de pañuelos antes de entrar en la sala, los necesitará.

A aquellos de alma muerta que detestan un film de tintes melodramáticos solo por basarse en una historia simple y facilona, yo les digo: vosotros os lo perdéis.

publicado por Alexandre Alcántara Jiménez el 8 febrero, 2012

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.