Sus virtudes: inquietante y nos hace pensar. Pecados: talento interpretativo desaprovechado y discurrir plano.

★★★☆☆ Buena

Contagio

Sinopsis.

Historia de la propagación de una enfermedad vírica y de cómo afecta a los infectados, a las autoridades, a la prensa, a la opinión pública….

Sin saber de qué forma, en unos pocos días, un virus se extiende por todo el planeta y empieza a propagarse con rapidez, matando a un gran número de personas. Es un virus letal que comienza a afectar a la población mundial, mientras las autoridades competentes tratan de localizar el origen de la enfermedad a la vez que se esfuerzan en encontrar una vacuna, dado que el virus se transmite con el mero contacto y la población empieza a ser diezmada de forma considerable en pocos días. A su vez, trata la forma en que las autoridades sanitarias, los gobiernos, la prensa, internet y la opinión pública manejan/sufren la situación y la problemática asociada.

Crítica.

Nos acercamos hoy a la anterior película de Steven Soderbergh, después de habernos enfrentado a su último y penoso trabajo, Haywire, del que les hablamos hace unos días.  Debido al mal sabor de boca que nos dejó esa cinta, hemos decidido enfrentarnos a la anterior para ver si la cosa ya apuntaba al ocaso o ha sido simplemente un tropiezo puntual, del que el señor Soderbergh se repondrá pronto. Bien es verdad, que los anteriores títulos  del director vistos desde esta tribuna, The Informant y The Girlfriend Experience, mejoran esta última Haywire, pero se alejan de las grandes obras del director de entre las que destacan Traffic, Erin Brokovich y Sex, Lies and Videotape.

Sin duda el nombre del director y las grandes estrellas de la interpretación que encabezan un reparto amplio, rico y famoso, son los mayores atractivos de la película, ya que la temática en sí, nos echa un poco para atrás, ya que nos parece que está muy vista, muy tratada y muy manejada en el cine.

Con estos precedentes, allá que nos lanzamos a verla. Y bien, la cosa no ha ido mal. En este caso, la falta de expectativas ha jugado a nuestro favor

Está a un buen nivel pese a que versa sobre un tema que ya está trabajadísimo en el cine. La modalidad de thriller, la inquietante música y la rapidez de los sucesos, le dan un carácter distinto a productos similares que ya hemos visto. Elementos como el realismo, la falta de fuegos de artificio, la huida de los esperpentos, la seriedad, el pragmatismo, etc…, nos han sorprendido y nos la han hecho amena, realmente entretenida, sin ser un producto de un nivel medio apreciable. Por momentos ha sido inquietante y nos ha hecho preguntarnos cosas, preocuparnos, plantearnos unas cuantas preguntas que nos han sembrado cierta inquietud.

Es una película pulcra que tiene, no obstante, grandes pecados: falta de ritmo, es muy plana y un final bastante decepcionante y bastante mal resuelto, casi insultante. Ese desenlace acaba afeando un producto entretenido, que se podía aprobar y por momentos inquietante.

De entre sus virtudes destacamos la huida de sensacionalismos y que trata la problemática de una posible pandemia desde muchos puntos de vista y nos hace reflexionar en cómo una misma realidad puede ser interpretable y digerible por distintas partes: el papel de las autoridades públicas y gubernamentales, en cómo hacen su trabajo y las decisiones que tienen que tomar, en contraposición a cómo éstas llegan a la opinión pública, cómo las entienden y cómo les afectan. En ello juega un rol incuestionable la prensa y el medio por excelencia actualmente, internet, personificado aquí por un periodista bloggero (interpretado por Jude Law) cuya opinión y manipulación puede llegar a millones de personas, haciendo buena la opinión de una gran amigo mío: "en internet hay de todo y mucho malo y falso, así que por qué mirar". ¡Cuánta razón tienes Javi!.

A nosotros, como hemos dicho, nos ha sido inquietante por momentos y nos ha acercado y recordado mucho a la reciente problemática de la Gripe A, también mencionada en la cinta. A cómo fue tratada la situación y a la expresión última del mejor prevenir que curar. ¿Hicieron bien las autoridades en ese caso? Se lo dejo aquí para que lo reflexionen…

Puestas todas estas cuestiones sobre la mesa, en lo simplemente cinematográfico es un producto bastante plano. Cumple una misión, hace pensar un poquito, inquieta incluso (para ello ayuda la música), y entretiene, pero es un film muy plano, con mucho talento desaprovechado y falto de "chicha". Cumple con el método, en lo científico, no en lo cinematográfico.

Un amplio catálogo de actores de nombre y de buenas maneras a los que se les dan veinte minutos de guión flojo y escaso. Todos ellos están correctos, pero ni Matt Damon (entrado en kilos aquí), ni Marion Cotillard (el rol de científica de la Organización Mundial de la Salud en pantalones y despeinada le resta belleza), ni Kate Winslet (descafeinada), ni Laurence Fishburne (lejos de su gran Morfeo), ni Gwyneth Paltrow (con más pena que gloria)… pueden ni consiguen desplegar lo que llevan dentro. Casi sólo Jude Law merece una pequeña mención en el papel de bloggero "tocapelotas" y eso que este actor no nos acaba de convencer a los más ignorantes de la red…

En fin, no hay mucho más que decir. Es más de lo que esperábamos y eso es porque esperábamos muy poco.  Es una película que se puede ignorar, pero no está mal para pasar el rato e incluso para hacernos reflexionar sobre ciertas cuestiones, incluso sobre la naturaleza humana y en cómo nuestros instintos más primarios, egoístas y malvados pueden apoderarse de nosotros en situaciones donde la supervivencia está en juego.

Nota general.

4,5 sobre 10.

publicado por Lucas Liz el 8 abril, 2012

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.