Un ejercicio bastante mediocre que no logra destacar ni en lo visual, mucho menos en el contenido

★☆☆☆☆ Pésima

Immortals

Sinopsis.

 

En el principio de los tiempos el cielo fue un campo de batalla entre los seres inmortales. Los vencedores se declararon dioses y los vencidos, los titanes, fueron encerrados en el interior del monte Tártato, donde llevan recluidos desde entonces.

El rey Hiperión (personaje interpretado por Mickey Rourke) ha declarado la guerra a los hombres, sembrando el pánico en toda Grecia. Armado con un poderoso y numeroso ejército asola las tierras helenas en busca del Arco de Epiro, poderosa arma perdida durante la guerra entre inmortales, y con la cual podría liberar a los titanes para tratar de acabar con los dioses. Éstos, sometidos a la ley, no pueden intervenir en los asuntos de los humanos y toda esperanza pasa por Teseo (Henry Cavill), quien ha sido adiestrado por el propio Zeus en su apariencia humana (John Hurt). En su lucha, Teseo encontrará el apoyo del Oráculo (personaje interpretado por Freida Pinto) y Stavros (a quien da vida Stephen Dorff), un astuto esclavo y antiguo ladrón.

 

Crítica.

 

Otra de esas cintas de las que pudimos disfrutar (y este verbo no es nada correcto) durante las pasadas fechas festivas, fue este horror con pretensiones de grandeza, al estilo de "300", que no alcanza ninguna cota por baja que ésta sea.

Se puede catalogar como una película horrible, con altas pretensiones, pero falta de contenido y fracasando completamente en lo visual. Trata de aproximarse a la grandeza en las formas de "300" y queda incluso por debajo de "Clash of the Titans"; cosa realmente difícil, con lo que podemos concluir que es todo un logro.

Burda en cuanto a contenido e irrisoria en todo lo visual, apartado en el que pretendía sentar cátedra cayendo en el más profundo de los avernos. Y sin dejar caer ningún spoiler, ¿qué me dicen de la horrorosa escena final presagiando una guerra en los cielos? Por todos los dioses de ese Olimpo, era una mezcla entre las orgías de Conan y Calígula, con las aspiraciones pictóricas de la Creación de Miguel Ángel… ¡qué verdadero horror! Por no hablar de esa fea manía del cine actual de envolver a los dioses en papel de aluminio y oro. ¿Y el color? En la misma línea pretenciosa y horrenda.

Intuimos que ha sido una película realmente cara y con una labor de post-producción considerable, cuyo fruto es un producto lamentable. Si no fuese por esa gran campaña de publicidad que no dejó ninguna marquesina sin empapelar, poca gente habría acudido a los cientos/miles de cines que la exhibían. Porque a través del boca a boca pocos espectadores habrá llegado a conseguir. Nosotros gracias a esos mismos dioses, u otros, ya nos olíamos tal fiasco y decidimos ahorrárnosla y, si acaso, "tragárnosla" una tarde de aburrimiento extremo ante la falta de nada mejor.

El reparto en su totalidad está desaprovechado ya que, aunque evidentemente el género es lo que es y no da para prodigios interpretativos, creemos que hay bastante talento desaprovechado dentro de estos actores. Madera de nogal para hacer mesas de oficina.

Los músculos de Cavill (Teseo) quedan bien en pantalla y son un reclamo… hay todo tipo de públicos, todo tipo de ojos y todo tipo de deseos ocultos.

 

Nota general.

 

0,5 sobre 10.

publicado por Lucas Liz el 21 mayo, 2012

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.