Flácido y descafeinado thriller sin suspense ni intriga

★★☆☆☆ Mediocre

El número 23

Joel Schumacher director de la interesante Un día de furia y la menos interesante Última llamada, dirige este flácido y descafeinado thriller sin suspense ni intriga. Todo buen thriller de intriga depende de la sorpresa final, en este caso la sorpresa se ha quedado dentro del huevo.

El comienzo no es malo del todo, pero la historia no evita ser predecible desde la media hora inicial. Una historia que gira entorno a un número diabólico, conspiraciones triviales, relaciones sin sentido, un planteamiento ilógico, obsesiones acérrimas, locura descontrolada. Un número que está por todas partes (hasta en la sopa), haciendo que se vuelvan locas todas aquellas personas que lo interpretan.

Digamos que tampoco Jim Carrey sea un actor muy apropiado para dicho personaje, que parece haber sido diseñado para hacer el ridículo más que para ser tomado en serio. Una medio aceptable actuación, que pierde toda su credibilidad a la vez que el personaje pierde la cordura. Fallida.
publicado por Ángel López Gallego el 4 julio, 2012

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.