Un film expresivo, duro, con un final que puede parecer típico, pero que sin duda es el más adecuado.

★★★★☆ Muy Buena

Diamante de sangre

Si uno quisiese hacer una película sobre el tráfico de diamantes en África, un drama profundo acerca de la humanidad, acerca de nosotros mismos, de nuestros comportamientos, y que además, tuviera buenas y numerosas dosis de aventuras, ¿a qué director elegiría? Yo, desde luego, apartaría de mi lista a Edward Zwick (El último Samurai) y ésta la encabezaría Feranando Meirelles, quien dirigió una maravillosa película también de denuncia titulada El jardinero fiel. Pero como todos sabemos, la gente puede cambiar y por lo tanto, Edward Zwick también ha cambiado. El director de la más aclamada Leyendas de pasión nos ofrece con Diamante de sangre, sin ser pesimista, al contrario, un poco más suave que Meirelles en Ciudad de Diós, una verdadera muestra de cine de aventuras, de conflictos bélicos y sobretodo, de denuncia. Y es que aquí, tres historias aparentemente nada relacionadas colisionan como una bala en el pecho de un crío, de manera espontanea e inesperada. Desde un contrabandista sin aparentes escrúpulos (soberbio DiCaprio) a un pescador que pierde a su familia (magnífico Hounsou) y le viene un “golpe de suerte” o una periodista (estupenda Connelly) interesada no sólo en su reportaje, sino también en el mundo que le rodea. Estas tres historias tan distinitas y tan parecidas a la vez se juntan, en un principio, por el caso principal de los intereses propios, pero a medida que la película avanza, entre los tres surge de inmediato una relación que va más allá de los intereses y de la política. De ahí surge la amistad, el amor y el odio, en algunas ocasiones.

Retratar un tema tan duro y tan dificil hace que muchos directores no se quieran ni acercar a tocarlo, puesto que, por sus propias razones, no se atreven. Pero sí hay una serie de atrevidos, los que, no sólo luchan, de una manera un tanto comercial contra el tráfico de diamantes, armas, lo que sea, sino que también creen que el público, de una manera u otra, se interesará por el tema. A mí, personalmente, me atrapó enormemente la ya mencionada El jardinero fiel, una personal adaptación a la novela homónima de Le Carré que trataba el recurso ilegal que se realiza en África con los productos farmacéuticos. En Diamante de sangre las medicinas se convierten en diamantes, pero el mensaje viene a ser el mismo.

Por otra parte, conviene que una historia como esta esté interpretada de manera convincente, realista y sobretodo dramática. Y para esto tiene Zwick a un trió de actores que ya le gustaría tener a cualquier otro. Se tratan de Leonardo DiCaprio, en un papel sensacional (sobretodo en la parte final) y muy convincente. Después está el grandioso Djimon Hounsou, en el papel del pescador, el núcleo de la historia y el que aporta más dramatismo de todos, de manera excepcional, sin duda. Y por último, destacar la estupenda presencia de la cada vez mejor actriz Jennifer Connelly (vista recientemente en Juegos secretos), en una interpretación emotiva y realizada con mucho talento.
También destacar la no menos excelente música de James Newton Howard, con un tema principal increíblemente emotivo, y la fotografía de Eduardo Serra, con algunos planos de paisajes muy bonitos y otros más cercanos que expresan perfectamente los sentimientos de los protagonistas. Tampoco hay que perderse cómo están rodadas las escenas de acción, que no sólo son de acción, sino que contienen una considerable fuerza dramática (atentos a DiCaprio y al hijo de Hounsoun intentando escapar de una de las guerrillas).

En definitiva, nos queda una gran película con varios géneros dominantes, como la aventura, la denuncia o el drama puro y duro. Es, Diamante de sangre, un film expresivo, duro, con un final que puede parecer típico, pero que sin duda es el más adecuado, y con unas interpretaciones magníficas.
Lo mejor: El trío protagonista.
Lo peor: Que utilize algunos tópicos demasiado frecuentes en el cine estadounidense, pese a ser un film razonablemente original.
publicado por Ramón Balcells el 10 marzo, 2007

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.