Rifkin’s Festival

rifkins festival

La quincuagésimo quinta película de Woody Allen es… bueno, es Woody Allen, sin más. El judío más famoso de la isla de Nueva York vuelve a escribir y dirigir una historia de medio enredo atravesada por un bonito homenaje al cine ya que se desarrolla en el festival de San Sebastián y hay una buena cantidad de referencias a grandes películas. El protagonista, un carismático Wallace Shawn, es un nuevo alter ego de Allen que cuenta a su psicoanalista cómo fue al festival movido por los celos y cómo allí a él mismo se le despierta el deseo por otra mujer. Hay amoríos, pedantería, curiosas alusiones a Welles, Fellini, Godard o Buñuel e interesantes reflexiones, y todo con un liviano tono tan característico que no sorprende pero tampoco desagrada. ¿Hay algo más Woody Allen que eso?

Farkin’s festival es una película que, lejos de las maravillosas Manhattan, Annie Hall o Midnight in Paris, se asienta junto a Vicky Cristina Barcelona, Café society o A Roma con amor en la segunda división de las producciones de este especial director. No es ninguna joya, pero entretiene así que, no tan mal…

La duda ahora es ¿habrá sido esta la última obra de Woody Allen? Él dice que mientras el cuerpo aguante y las ideas lleguen seguirá trabajando pero ¿quién sabe?

Lo mejor: Entretiene.
Lo peor: Nada nuevo bajo el sol.
publicado por Antonio Carralón el 15 octubre, 2020

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.